Recetas Saladas Sin Gluten Videos

Croquetas de quinua, espinaca y atún

27 comentarios

Croquetas de quinua, espinaca y atún

croquetas de quinua, espinaca y atun

Llámalas como prefieras: croquetas, torrejas o hamburguesas de quinua! Ésta combinación de ingredientes ha sido milagrosa en mi casa. No iba a echarle la espinaca porque era muy probable que mis hijos no quisieran comerlas al ver “lo verde” en la croqueta, pero OH sorpresa las probaron y les encantó.

Le atribuyo 2 motivos porqué estas croquetas de quinua les encantó a mis hijos:

  1. Se morían de hambre – la clave del éxito cuando mis hijos van a probar algo nuevo o raro (como a veces dicen).
  2. Estaban deliciosas – la cebolla, uno de los ingredientes de estas croquetas, estaban salteadas hasta el punto de ponerse transparentes y dulces, en la masa de las croquetas no se sentían, pero le dieron un sabor delicioso.

Otra versión de croquetas

Cuando era chica, en mi casa preparaban croquetas de verduras, hacían una masa con verduras cocidas y picadas, luego las pasaban por harina, pan y huevo (arrebozadas), y luego se freían y las comíamos con arroz y ensalada. Me encantaban!

Perfectas para las personas que se cuidan del gluten o llevan una dieta paleo, porque tienen harina de almendras en lugar de pan molido o harina de trigo.

Esta opción de croquetas no está arrebozada, es un poco más ligera. Tiene quinua, espinaca, atún (puede ser cualquier otro pescado), cebolla, huevos y para que todo pegue en lugar de pan molido le eché harina de almendras, ambas opciones funcionan perfecto.

croquetas de quinua, espinaca y atun
Dorar por ambos lados. Aproximadamente 3 – 4 minutos por lado.

Piqueo, entrada o plato principal

Este fin de semana planeo prepararlas en versión mini croquetas, para servirlas como piqueo con el dip de yogurt y palta (receta yogurt natural casero). Además sirven como entrada o plato principal, acompáñalas con puré de papa o con un saltado de verduras. Estas croquetas son perfectas también para las loncheras del colegio o para la oficina.

Algunas sugerencias para preparar estas croquetas

  1. Se puede reemplazar la harina de almendras por ¾ de taza de pan molido, o panko (ya no serían paleo).
  2. Si quieres una versión vegetariana, reemplazar el atún por 1 taza de brócoli picado y salteado con un chorro de aceite de oliva.
  3. Si prefieres hacerlas al horno, acomoda las croquetas sobre una lata con papel manteca y échales un chorrito de aceite de oliva a cada una para que se doren y hornea por unos 25 minutos, volteándolas a la mitad del tiempo para que se doren por ambos lados.
  4. También puedes hacerlas más pequeñas para que parezcan nuggets o en forma de bolitas para que parezcan albóndigas y sírvelas con ketchup casero. (Cómo preparar albondigas y ketchup casero).
  5. Se puede utilizar cualquier otra hoja verde en lugar de la espinaca, por ejemplo acelga o kale.
  6. Si ya tienes la quinua cocida, esta receta necesita aproximadamente 1 ¾ de taza de quinua cocida.
  7. Se mantienen en la refrigeradora hasta por 3 días.

Les dejo la receta, estoy segura que les va a encantar, me cuentan que tal les quedó y no dejen de compartir esta receta con sus amigos, porque ya saben que lo bueno, se comparte.

 

Croquetas de quinua, espinaca y atún
Serves 6
Imprimir
Prep Time
25 min
Cook Time
15 min
Total Time
40 min
Prep Time
25 min
Cook Time
15 min
Total Time
40 min
Ingredientes
  1. ½ taza de quinua
  2. 1 ½ taza de agua o caldo de verduras
  3. ½ cebolla finamente picada en cuadrados pequeños
  4. 1 cucharada de ajo molido
  5. ¼ de cucharadita de sal
  6. ¼ de cucharadita de pimienta
  7. ralladura de 1 limón
  8. 250 gramos (2 tazas) de hojas de espinaca
  9. 1 lata de atún
  10. 1 taza de harina de almendras
  11. 1 cucharada de culantro fresco picado finamente
  12. 2 huevos
  13. sal y pimienta al gusto
  14. aceite de oliva, cantidad necesaria para freir
  15. Salsa de yogurt y palta
  16. 1 palta
  17. 1/2 taza de yogurt natural sin azúcar
  18. 1 limón
  19. sal y pimienta al gusto
Instrucciones
  1. Lavar bien la quinua, sobre un chorro de agua fría, mientras se frota muy bien para eliminar la saponina. La quinua está bien lavada cuando el agua sale transparente del colador.
  2. En una olla, verter el agua o caldo de verduras y la quinua, dar un hervor, bajar la temperatura y cocinar con la olla tapada hasta que esté completamente graneada. Dejar enfriar y reservar.
  3. En una sartén caliente, echar un chorro de aceite de oliva, saltear las cebollas con el ajo molido, agregando un poco de líquido (agua o caldo) para evitar que se sequen y se quemen. Repetir este proceso hasta que estén suaves y transparentes. Agregar sal, pimienta y la ralladura de 1 limón.
  4. Cortar las hojas de espinaca en juliana (o tiras largas) e incorporar a la sartén. Saltear por 1 minuto para que todos los sabores se impregnen. Reservar.
  5. En un tazón, combinar la quinua, el aderezo de espinaca, los huevos, el atún, la harina de almendras, el culantro picado, sal y pimienta y mezclar hasta obtener una mezcla espesa.
  6. Formar las croquetas con las manos y freírlas en aceite caliente por ambos lados hasta que estén doradas y crujientes, aproximadamente 3 minutos por lado.
  7. Servir acompañadas con salsa de palta.
  8. Salsa de Yogurt y palta
  9. Aplastar la palta con un tenedor, agregar el jugo de 1 limón, sal, pimienta y el yogurt natural. Combinar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla cremosa.
Notas
  1. Se puede reemplazar la harina de almendras por ¾ de taza de pan molido, o panko (ya no serían paleo).
  2. Si quieres una versión vegetariana, reemplazar el atún por 1 taza de brócoli picado y salteado con un chorro de aceite de oliva.
  3. Si prefieres hacerlas al horno, acomoda las croquetas sobre una lata con papel manteca y échales un chorrito de aceite de oliva a cada una para que se doren y hornea por unos 25 minutos, volteándolas a la mitad del tiempo para que se doren por ambos lados.
  4. También puedes hacerlas más pequeñas para que parezcan nuggets o en forma de bolitas para que parezcan albóndigas.
  5. Se puede utilizar cualquier otra hoja verde en lugar de la espinaca, por ejemplo acelga o kale.
  6. Si ya tienes la quinua cocida, esta receta necesita aproximadamente 1 ¾ de taza de quinua cocida.
  7. Se mantienen en la refrigeradora hasta por 3 días.
LA ESPÁTULA VERDE http://laespatulaverde.com/

27 comentarios en “Croquetas de quinua, espinaca y atún”

Deja un comentario