Cómo se hace Recetas Saladas Recetas y Tips Sin Gluten

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria

Deja un comentario

Prepara muy fácil estas berenjenas rellenas gratinadas al horno

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria

Las berenjenas están de temporada, están por todos lados, enormes y a súper precios. Las he visto en supermercados y mercados. ¡Y en las eco-ferias, las berenjenas están GIGANTES!

Cómo escoger las berenjenas

Cuando compres las berenjenas, escoge las que están firmes al tocar, con una ligera suavidad, no compres las berenjenas con puntos duros o ásperos. La cáscara de la berenjena debe estar brillante, no arrugada o moteada, y el tallo tiene que estar verde.

Cómo guardarlas cuando llegues a tu casa

Cuando llegues a tu casa, guarda las berenjenas en un lugar fresco y seco, evita la refrigeradora porque su cáscara se puede oscurecer y su sabor puede verse alterado.

Las berenjenas se mantienen frescas hasta por 1 semana.

Para quitarles el amargo a las berenjenas

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria
Si las berenjenas están recién compradas y frescas no van a estar amargas, pero si ya llevan 3-4 días de haberlas comprado, entonces si te recomiendo “dejarlas llorar”. Para esta receta, mis berenjenas ya tenían más de 4 días.
Después de lavarlas y partirlas por la mitad (en este caso las partí a lo largo, pero también puedes partirlas en rodajas o en cuartos), espolvorea la “carne” de las berenjenas con sal. No te preocupes si es mucha sal, luego se enjuaga.
Así es como se ve una berenjena que ha estado “llorando” después de unos 15 minutos. Si tienes más tiempo, puedes dejarlas llorar por 30 minutos, pero 15 minutos también hace el trabajo. Transcurrido el tiempo, se enjuagan bajo el chorro de agua fría del caño y se secan con papel toalla.

Cuando compro las berenjenas y las cocino de inmediato, no les hecho sal para quitarle el amargo, no es necesario. Sin embargo, si mis berenjenas han estado guardadas por más de 3 días, entonces si las espolvoreo con sal y dejo reposar para que lloren por unos 15-30 minutos ese saborcito amargo que pueden tener, luego las enjuago y ya están listas para cocinar.

Con kiwicha y germen de trigo

Para ese toque especial, preparé una costra de hojuelas de kiwicha, germen de trigo, queso parmesano y ajo (para un  toque crujiente). Además, le di uso a esos ingredientes especiales que compro para ciertas recetas (especialmente para queques o galletas) y que no las uso tan frecuentemente.

Sobre el Germen de trigo

El GERMEN DE TRIGO es el corazón del cereal, centro de vida en cada grano, fuente natural de todos los aminoácidos esenciales, rico en proteínas, vitaminas y minerales. El GERMEN DE TRIGO, es la fuente más rica en vitamina E, contiene el más alto porcentaje de ácidos nucléicos regeneradores de las células. El GERMEN DE TRIGO contiene el secreto de una nueva vida, además contiene muchas vitaminas tales como Tiamina, Riboflavina B2, Niacina, Vitamina C, D, E, B6, B12, A500, Inositol, Ácido Fólico, Acido Pantoténico. (Fuente: Age Alimentos). 

Beneficios de la kiwicha 
  • Es un energético natural.
  • Favorece la digestión.
  • Posee aminoácidos y ácidos grasos esenciales.
  • No contiene gluten por lo que es ideal para celiacos.
  • Ideal para convalecientes y diabéticos.
  • Rica en fibra dietética.
  • Optimiza la salud cardiovascular.
  • Fortalece el funcionamiento de los órganos.
  • Alto valor nutricional.
  • Fortalece los músculos.  Contiene proteínas.
  • Posee minerales como el calcio, hierro y fósforo.
  • Con vitaminas A, B, C, B1, B2 y B3.
  • Con ácido fólico, niacina y aminoácidos.

Berenjenas, muchas formas de comerla

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria
Aquí estoy yo, tratando de tomare una foto con mis berenjenas, después de una sesión de fotos y el paso a paso! 😉

Las berenjenas son deliciosas y se pueden cocinar de muchas formas: a la parrilla, a la plancha, al horno e inclusive para estofados.

Aquí te dejo una de mis formas favoritas de comerlas: rellenas, al horno y gratinadas con unas verduritas súper ricas, como vainitas, zanahorias, alverjitas y choclo. Para gratinar he usado queso paria (tengo un delivery buenazo de queso paria, se llama Disto Productos Arequipeños), pero puedes usar el queso que prefieras.

Estas verduritas congeladas me sacan de apuros muchas veces y son deliciosas, a veces me tomo el tiempo de hacer mis propios mixes pero cuando no hay tiempo, estas me solucionan. Cuando las veas en el supermercado, dales una oportunidad. Son buenazas también para hacer pasta o arroces. Inclusive para hacer causa o palta rellena.

La salsa bolognesa que usé para esta receta es la que siempre tengo en mi congelador, que me salva siempre, puedes usar salsa sólo de tomate o la salsa roja que más te guste. 

Espero que te guste mi receta con berenjenas y mi forma favorita de comerlas. Cuéntame si las hiciste en casa y qué tal te quedaron. Porque lo bueno, se comparte.

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria y costra de kiwicha y germen de trigo

Berenjenas rellenas con verduras y gratinadas con queso paria
Serves 6
Imprimir
Ingredientes
  1. 3 berenjenas grandes, lavadas
  2. Sal, cantidad necesaria para eliminar el amargo de las berenjenas
  3. Aceite de oliva para dorar
  4. 1 1/2 taza de salsa bolognesa
  5. 1 1/2 taza de mix verduras: zanahorias, alverjitas, vainitas, choclo (mix de verduras congeladas)
  6. 4 cucharadas de hojuelas de kiwicha
  7. 4 cucharadas de germen de trigo
  8. 1 cucharada de ajo molido
  9. 1/4 de taza de queso parmesano
  10. 1 taza de queso paria rayado, por el lado grande del rayador
  11. 2 cucharadas de albahaca fresca picada
  12. Sal y pimienta al gusto
Instrucciones
  1. Partir las berengenas por la mitad, a lo largo. Colocarlas sobre una bandeja, y espolvorear sal sobre ellas. Dejar que lloren por aproximadamente 15 minutos (si son 30 minutos, mejor). Transcurrido el tiempo, enjuagarlas, habrán botado unas gotitas marrones, se lavan bien con agua del caño y luego se secan con papel toalla.
  2. Calentar una sartén grande, a fuego medio, echar un chorrito de aceite de oliva, y dorar las berenjenas por la parte interna, unos 6 minutos, hasta que tenga un color dorado. Hacerlo en partes si la sartén que tienes es chica. Sólo se dora por la parte interna.
  3. Engrasar con aceite de oliva una bandeja grande apta para el horno (puede ser un pyrex) y acomodar las berenjenas. Con un cuchillo o cuchara, hacer un corte a lo largo, en el centro de las berengenas. Salpimentar. Reservar.
  4. Cocina el mix de verduras, puedes hacerlo al vapor o en agua. Escurre y reserva.
  5. En un tazón pequeño, combina la hojuelas de kiwicha, el germen de trigo, el queso parmesano y el ajo molido, mezcla hasta integrar. Reservar.
  6. Cubir las berengeneas con la salsa bolognesa, aproximadamente 2 cucharadas por cada mitad (puedes echar más salsa). Luego cubrir cada berengena proporcionalmente con las verduras cocidas, la mezcla de kiwicha y germen de trigo y el queso paria rayado.
  7. Finalmente, agrega la albahaca fresca picada.
  8. Lleva al horno, precalentado en 200C ó 375F por 25 minutos, o hasta que el queso esté derretido y de color dorado.
  9. Retira del horno. Deja reposar 5 minutos antes de servir.
Notas
  1. Puedes usar queso mozarella o queso edam en lugar de queso Paria. Para una versión más ligera, puedes usar queso fresco rayado o queso cottage.
  2. Usa las verduras que más te gusten.
  3. Si no tienes hojuelas de kiwicha y/o germen de trigo, reemplaza con pan molido o panko. Y para una opción sin gluten, sólo utiliza hojuelas de kiwicha.
  4. Puedes usar ajo picado en lugar de ajo molido.
LA ESPÁTULA VERDE https://laespatulaverde.com/

También te puede interesar 

Deja un comentario