Ingredientes saludables Menú de la Semana Recetas Saladas Sin Gluten Vegetarianas - Veganas

Cómo hacer albondigas de lentejas y quinua

Deja un comentario

Cómo hacer albondigas de lentejas 

Cómo hacer albondigas de lentejas y quinua

Estoy segura que todos por acá comemos lentejas y también comemos quinua. Pero que tal si ¿juntamos a estos dos súper alimentos y los convertimos en unas riquísimas albóndigas?

Si tienes a algún despistados en casa (yo tengo uno ) es probable que hasta piense que está comiendo albóndigas de carne. El truco es que la masa de las albóndigas tengan una consistencia firme y un sabor tan rico como el de unas albóndigas tradicionales. Es por eso que he usado hierbitas y especies como romero, orégano, comino, pimienta roja (red pepper)  y albahaca para tapar el sabor de ambos granos. Han quedado deliciosas. Y ya estoy pensando en las variaciones que voy a hacer, por ejemplo, usar poro en lugar de cebolla, hacerlas mini como para la lonchera, hacer hamburguesas o inclusive rellenarlas con otro queso.

Te cuento que esta no es una receta rápida, pero si tienes las lentejas cocidas del día anterior o la salsa de tomate congelada, es sólo cuestión de organizar los pasos y mezclar. Inclusive puedes dejar las albóndigas armadas hasta 2 días antes y freírlas o hacerlas al horno al momento.

Este plato resulta muy bueno también para las personas que llevan una dieta libre de gluten y para los que tienen un estilo de vida vegetariano.

No dejes de leer hasta el final de la receta todas las opciones y consejos que te doy. Estoy segura que te va a encantar esta receta y se convertirá en un favorito del menú de la semana, para variar el clásico lunes de lentejas.

Porque lo bueno, se comparte.

Paso a paso Albóndigas de lentejas 

Albóndigas de lentejas, quinua y avena
Serves 4
Imprimir
Ingredientes
  1. 1/3 taza de quinua cruda, previamente lavada y escurrida
  2. 2/3 agua
  3. ½ taza de lentejas crudas, previamente lavadas
  4. 1 taza de agua
  5. 1 rama de romero
  6. 1 cebolla roja picada en cuadraditos pequeños
  7. 2 cucharadas de aceite de oliva
  8. ½ taza avena molida
  9. 1 huevo
  10. 1 cucharadita de sal
  11. ½ cucharadita de pimienta
  12. ½ cucharadita de comino
  13. ½ cucharadita de orégano seco
  14. ½ taza de queso mozarella rallado
  15. Para la salsa
  16. 10 tomates, pelados y sin pepas
  17. 1 cucharadita de ajo molido
  18. 1 cucharada de aceite de oliva
  19. 1 cucharada de pasta de tomate
  20. 2 cucharadas de panela o azúcar rubia
  21. ½ cucharadita de sal
  22. ½ cucharadita de orégano
  23. 1 pizca de pimienta roja (opcional)
  24. albahaca o perejil fresco para servir
Para la salsa de tomate
  1. Licúa los tomates, pelados y sin pepas. Reserva. En una olla, a fuego medio, dora el ajo con el aceite de oliva, agrega la salsa de tomates licuados, la pasta de tomate, sal, orégano y chilli pepper, esperar a que la salsa hierva, bajar el fuego, agregar la panela y dejar cocinar, removiendo de vez en cuando, por 20 minutos. Rectificar la sal. Reservar.
  2. Para las albóndigas
  3. Coloca 1/3 de taza de quinua con 2/3 de taza de agua en una olla pequeña, esperar que el agua hierva, bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocinar hasta que la quinua esté graneada, aproximadamente 20 minutos. Agregar más agua si es necesario, para evitar que se seque antes de la cocción. Reservar.
  4. En otra olla, coloca ½ taza de lentejas con 1 taza de agua y una rama de romero, esperar que el agua hierva, bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocinar hasta que la lenteja esté cocida, aproximadamente 30 minutos. Agregar más agua si es necesario, para evitar que se seque antes de la cocción. Colar y reservar.
  5. Mientras que se cocina la quinua y las lentejas, en una sartén, echar 2 cucharadas de aceite de oliva y sudar la cebolla. Aderezar con sal y pimienta. Agregar agua para evitar que se seque el aderezo. Repetir este proceso por 15 minutos, hasta que la cebolla esté cocida y de color dorado.
  6. Moler la avena en una licuadora o procesador de alimentos, junto con las hojas de una rama de romero freso y una pizca de sal, hasta obtener una consistencia de harina. Reservar.
  7. En un tazón, combinar la quinua, la lenteja, las cebollas cocidas y el huevo, y llevar al procesador o licuadora. Procesar hasta que se forme una masa homogénea.
  8. Regresar al tazón y echar la avena molida. Amasar hasta que obtengas una mezcla ni muy húmeda ni muy seca y que se pueda moldear. Puedes agregar más harina de avena si lo crees conveniente.
  9. Formar un disco con ¼ de taza de masa, rellenar con un 1 cucharadita de queso mozarella y formar la albóndiga con ayuda de tus manos. Colocar la albóndiga sobre una superficie plana. Repetir este proceso hasta formar unas 8 a 10 albóndigas.
  10. Llevar las albóndigas a la refrigeradora por aproximadamente ½ hora, o 15 minutos al congelador.
  11. Retirar de la refrigeradora. Con ayuda de una brocha o con los dedos, untar las albóndigas con un poco de aceite de oliva para que se doren con un color uniforme.
  12. En una sartén a fuego medio, (puede ser la misma sartén en donde se cocinaron las cebollas), dorar las albóndigas, 3 minutos por lado. Cuando estén doradas, agregar la salsa de tomate, bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar por 5 minutos.
  13. Espolvorear con albahaca fresca picada.
  14. Servir inmediatamente sobre arroz, puré o pasta.
Notas
  1. Otras opciones para reemplazar la avena son: pan molido, nueces tostadas y molidas, hojuelas de kiwicha o de quinua, panko.
  2. Si prefieres, no tienes que procesar la masa. Hacerlo ayuda a que obtengas una masa más pareja y las huellas de las lentejas y la quinua, desaparecen, pero no es necesario hacerlo.
  3. Se puede reemplazar el romero por tomillo.
  4. Puedes usar queso Edam, paria o queso freso en lugar de queso mozarella.
  5. En lugar de hacer albóndigas, puedes usar esa masa para hacer “hamburguesas” de lentejas.
  6. Acompaña estas albóndigas con una ensalada cítrica o un refresco de maracuyá, naranjada o limonada.
  7. Puedes usar cebolla roja o cebolla blanca.
  8. Puedes usar poro en el aderezo, en lugar de cebolla para darle un sabor más especial a las hamburguesas.
  9. Puedes hacerlas mini albóndigas para la lonchera.
  10. Se pueden cocinar en el horno, unos 25 minutos aproximadamente, sobre una lata con papel manteca o un molde engrasado.
LA ESPÁTULA VERDE http://laespatulaverde.com/

También te puede interesar 

Deja un comentario